martes, 10 de noviembre de 2015

ANAGRAMA

El logotipo que representa la imagen de nuestro Club allí a donde vamos es el anagrama de un tiburón con las iniciales del Club Natación Almansa (CNA).
Fue creado por uno de los primeros nadadores del Club, Antonio Rodríguez, al cual debemos este maravilloso emblema. Aquí nos relata el mismo como fueron los inicios del Club y de donde le vino la idea:
El Club Natación Almansa nació en un concurso de la tele. Se llamaba Encuentro Juvenil Banesto, y era una competición deportiva y cultural entre institutos de distintas ciudades. Una tarde nos llevaron a la piscina para hacer la selección del  equipo de natación que representaría al instituto. Hablo de "la piscina" y "el instituto" porque por aquel entonces sólo había una piscina municipal y sólo había un instituto.
A raíz de aquello, los que finalmente formamos el equipo estuvimos entrenando todo aquel verano, primero para ir al concurso, luego simplemente porque nos gustaba y porque Pepe y Julio, los socorristas de la piscina, nos animaron a continuar.
No recuerdo bien en qué momento  comenzaron a venir a nadar chavales más jóvenes, ni cuando comenzamos a hablar de formar un club. No tengo, que digamos, buena memoria. Pero sí recuerdo algunas cosas. Recuerdo tragar agua cuando Toni Cuenca me pasaba como un rayo nadando braza. Recuerdo a Julio hacer su salto patentado: se ponía de espaldas a la piscina, saltaba, se tocaba los pies y caía de cabeza, todo esto en 0'5 segundos, él y su buena panza. Recuerdo también la tarde en que dibujé el logo del CNA. Como por aquel entonces el señor Google todavía no habitaba entre nosotros, busqué en la enciclopedia de casa la palabra "tiburón", confiando en que junto a la definición hubiera una ilustración. Tuve suerte. Amplié la silueta del tiburón en un papel usando una cuadrícula y encajé las tres letras: la C en la cabeza, la N en la aleta y la A en la cola. Esa misma tarde bajé a la piscina y le di a Pepe el dibujo, pensando que si lo dejaba para otro día no me iba a atrever a enseñarlo.
Han pasado ya veinte años desde aquello. Ahora veo en la página del CNA que gente como José Sánchez, un renacuajo por aquel entonces, es la que lleva el club. Un club que ha ido creciendo en todos los sentidos y que a lo largo de estos años ha convertido a cientos de chavales en buenos nadadores. Incluso ha conseguido que a algunos de nosotros nos entrara en la mollera esa lección que el deporte da mejor que nadie: que lo más difícil y lo más gratificante es superarse a uno mismo, y que para eso lo único que sirve es el trabajo y el tesón.
Antonio Rodriguez Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario